¡Águilas!

nido de aguila

Nunca dejamos de aprender, incluso hoy que estás leyendo esto, recibirás una gran lección de las águilas:
La razón por la cual el águila construye su nido con hierbas, plumas y espinas, es muy sencilla.
Cuando el aguilucho ha llegado a cierta edad y tiene condiciones para valerse por sí mismo, la madre saca del nido las plumas y las hierbas, de modo que solo quedan las espinas para que incomoden a la criatura.
El aguilucho ya no tiene confort, entonces las espinas le obligan a buscar una mejor casa. Ahí entra el águila madre: desde determinado punto de altura lanza a su hijo y empieza a enseñarle a volar. Lo arroja, el aguilucho extiende las alas, pero todavía no puede sostener el aleteo, el viento le gana, y empieza a caer.
La madre lo observa y desciende a su rescate; lo toma con las patas, nuevamente lo sube y repite la operación: lo vuelve a lanzar. Y así, hasta que la criatura aprenda.
Una vez que aprende ya está apto para emprender su propio rumbo.
Las águilas no apañan la dependencia, de ninguna forma.
Las águilas no mantienen a hijos ociosos, o vuelas o vuelas.
¡Para triunfar en la vida hay que tener características de águila!
El mejor regalo de los padres para sus hijos, es un poco de su tiempo cada día.
Porque las horas que te dedicarás a ver su comportamiento, a enseñarles con el ejemplo, a reír con ellos, serán  claves en su desarrollo, ese tiempo invertido en educarlos, será vital para el adulto que será mañana, para el hombre o la mujer que salga a enfrentar la vida con sus mejores armas, y poderosos valores.

Recuerda: Los mejores regalos que puedes dar a tus hijos , son las raíces de la responsabilidad y las alas de la independencia.

Autor desconocido.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¡Miedo!

miedo3

Un comerciante se encuentra con la plaga en su camino. El mira la plaga alarmado y le pregunta:
” A dónde vas?”.
“A Bagdad”.
” Cuántas personas matarás?” pregunta el comerciante otra vez.
“No muchas, sólo 5000 personas”, responde la plaga.
El tiempo pasa y el comerciante se encuentra con la plaga de nuevo en su camino. Ya había oído que 60.000 personas habían muerto en Bagdad a causa de la plaga.
” Me dijiste que matarías a 5000 personas! Sin embargo, mataste 60.000 vidas “, enojado le dice a la plaga.
La plaga le responde con calma y seguro:
” Maté a 5000 personas. Los demás murieron de miedo ‘ ‘.

PROTEGE TU SALUD MENTAL Y SALUD FÍSICA DEL CUERPO!
NO TE OLVIDES QUE UN ESTADO PSÍQUICO INESTABLE AFECTA TODO EL SISTEMA INMUNOLÓGICO DEL CUERPO!”   Dejar de postear  “INFORMACION FALSA”  NOS AFECTA….SE CONCIENTE…QUEDÁNDOSE EN CASA!

Dr. Fahem Yunus.

Publicado por JEAC.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El poema eres tú

el poema eres tu

Interesantes, básicas y útiles reflexiones excelentes para compartir.

1. Escucha la sabiduría de tu cuerpo, que se expresa por señales de comodidad e incomodidad. Cuando elijas cierta conducta, pregunta a tu cuerpo que siente al respecto. Si tu cuerpo envía una señal de inquietud física o emocional, ten cuidado. Si tu cuerpo envía una señal de comodidad y anhelo, procede.

2. Vive en el presente, que es el único momento que tienes. Mantén tu atención en lo que existe aquí y ahora; busca la plenitud en todo momento. Acepta lo que viene a ti total y completamente para que puedas apreciarlo y aprender de ello; luego déjalo pasar.

El presente es como debe ser. Refleja infinitas leyes de la Naturaleza que te han traído hasta este pensamiento exacto, esta reacción física precisa. Este momento es como es porque el Universo es como es. No luches contra el infinito esquema de las cosas; por el contrario, sé uno con él.

3. Dedica tiempo al silencio, a meditar, a acallar el diálogo interior. En momentos de silencio, cobra conciencia de que estás recontactándote con tu fuente de conciencia pura. Presta atención a tu vida interior para que puedas guiarte por tu intuición, antes que por interpretaciones impuestas desde fuera sobre lo que conviene o no te conviene.

4. Renuncia a tu necesidad de aprobación externa. Sólo tú eres el juez de tu valer; tu meta es descubrir el infinito valor de ti mismo, sin dar importancia a lo que piensen los demás. Al comprender esto se logra una gran libertad.

5. Cuando te descubras reaccionando con enojo u oposición ante cualquier circunstancia, recuerda que sólo estás luchando contigo mismo. Presentar resistencia es la reacción de las defensas creadas por viejos sufrimientos. Cuando renuncies a ese enojo te curarás y cooperarás con el flujo del universo.

6. Recuerda que el mundo de allí fuera refleja tu realidad de aquí dentro. Las personas ante las cuales tu reacción es más fuerte, sea de amor u odio, son proyecciones de tu mundo interior. Lo que más odias es lo que más niegas en ti mismo. Lo que más amas es lo que más deseas dentro de ti. Usa el espejo de las relaciones para guiar tu evolución. El objetivo es un total conocimiento de uno mismo. Cuando lo consigas, lo que más desees estará automáticamente allí; lo que más te disgusta desaparecerá.

7. Libérate de la carga de los juicios. Al juzgar impones el bien y el mal a situaciones que simplemente son. Todo se puede entender y perdonar, pero cuando juzgas te apartas de la comprensión y anulas el proceso de aprender a amar. Al juzgar a otros reflejas tu falta de autoaceptación. Recuerda que cada persona a la que perdones aumenta tu amor a ti mismo.

8. No contamines tu cuerpo con toxinas, ya sea por la comida, la bebida o por emociones tóxicas. Tu cuerpo no es sólo un sistema de mantenimiento de la vida. Es el vehículo que te llevará en el viaje de tu evolución. La salud de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar, porque cada célula es un punto de conciencia dentro del campo de la conciencia que eres tú.

9. Reemplaza la conducta que motiva el miedo por la conducta que motiva el amor. El miedo es un producto de la memoria, que mora en el pasado. Al recordar lo que nos hizo sufrir antes, dedicamos nuestras energías a asegurarnos de que el antiguo sufrimiento no se repita. Pero tratar de imponer el pasado al presente jamás acabará con la amenaza del sufrimiento. Eso sólo ocurre cuando encuentras la seguridad de tu propio ser, que es amor. Motivado por la verdad interior, puedes enfrentarte a cualquier amenaza, porque tu fuerza interior es invulnerable al miedo.

10. Comprende que el mundo físico es sólo el espejo de una inteligencia más profunda. La inteligencia es la organizadora invisible de toda la materia y toda la energía; como una parte de esta inteligencia reside en ti, participas del poder organizador del cosmos. Como estás inseparablemente vinculado con el todo, no puedes permitirte el contaminar el aire y el agua del planeta. Pero en un plano más profundo, no puedes permitirte el vivir con una mente tóxica, porque cada pensamiento crea una impresión en el campo total de la inteligencia. Vivir en equilibrio y pureza es el más elevado bien para ti y para la Tierra.’

Deepak Chopra (Nueva Delhi, 1947, médico y escritor, Premio Nobel de Física/1988)

Publicado por JEAC.


 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Inmunidad espiritual

inmunidad

La idea de enfermedad está recibiendo mucha atención en todo el mundo. Millones de personas toman diariamente todo tipo de precauciones para evitar contraer o propagar un virus. Lavarse las manos, cubrirse la boca y evitar las reuniones públicas se están volviendo comunes.
Aislarse saberse y considerarse separado, vulnerable, pequeño.
Defenderse contra la enfermedad bordea la histeria colectiva.
Defendernos, nos debilita, estar en contra de algo se vuelve en nuestra contra
Hay un virus que ha infectado a la mayoría de las personas y está causando muchos más problemas que el que se quiere e vitar:  el virus del miedo. Cuando caemos en el miedo, disminuimos nuestra inmunidad ante a las enfermedades y sus efectos. El miedo y el bienestar operan en dos frecuencias completamente diferentes, cada una con resultados muy diferentes. No puedes tener miedo y bienestar al mismo tiempo. Es uno u otro.
El Amor sin miedo, ser traduce en bienestar, el miedo empequeñece el amor, la compasión, la unicidad y la sabiduría no dual.
La mejor solución para acabar con los efectos del virus es siempre y en cualquier circunstancia:  dejar de tener miedo. 
Un curso de milagros nos dice que la curación es más una función de la mente que del cuerpo; que nada fuera de nosotros puede hacernos daño; que como seres espirituales somos completos y empoderados, independientemente de lo que nos muestran los sentidos físicos.
Cuando nuestra mente está bien, nuestro cuerpo está bien. Si bien muchas agencias de salud están diciéndoles a las personas cómo evitar contraer el virus, pocas abordan las creencias, actitudes e intenciones como elementos vitales de la inmunidad y el bienestar.
Numerosos estudios científicos demuestran prácticas como la meditación, la oración, la afirmación y la visualización mejoran significativamente nuestra inmunidad a las enfermedades y nos mantienen saludables.
No estoy sugiriendo que no se preste atención a las prácticas de salud prescritas por médicos y agencias.
Funcionan y harán la diferencia si crees en ellas. Cuídate como consideres apropiado. Recuerda que serás curado según tu creencia.
Al mismo tiempo, estate atento para no caer en el miedo.
Cuando la voz del miedo habla alto, la voz del amor debe hablar más alto para que la escuches por sobre las demás.
Replantéate el virus como una oportunidad de vivir las verdades espirituales que has aprendido.
Este es nuestro momento para manifestar nuestra Seidad. Esa que no puede verse amenazada por nada aparentemente externo.
La enfermedad no es la voluntad de Dios. La curación lo es.
La curación de la idea de que somos vulnerables, de que estamos separados, de que podemos ser amenazados y dejar de SER.
Cuando nos establecemos firmemente en nuestra identidad espiritual, desarrollamos una inmunidad espiritual que ninguna enfermedad puede tocar.
Gracias. Gracias. Gracias.

Tahíta

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Empatía viral

empatia viral

“Y así un día se llenó el mundo con la nefasta promesa de un apocalipsis viral y de pronto las fronteras que se defendieron con guerras se quebraron con gotitas de saliva, hubo equidad en el contagio que se repartía igual para ricos y pobres, las potencias que se sentían infalibles vieron cómo se puede caer ante un beso, ante un abrazo.
Y nos dimos cuenta de lo que era y no importante, y entonces una enfermera se volvió más indispensable que un futbolista, y un hospital se hizo más urgente que un misil. Se apagaron luces en estadios, se detuvieron los conciertos los rodajes de las películas, las misas y los encuentros masivos y entonces en el mundo hubo tiempo para la reflexión a solas, y para esperar en casa que lleguen todos y para reunirse frente a fogatas, mesas, mecedoras, hamacas y contar cuentos que estuvieron a punto de ser olvidados.
Tres gotitas de mocos en el aire, nos ha puesto a cuidar ancianos, a valorar la ciencia por encima de la economía, nos ha dicho que no solo los indigentes traen pestes, que nuestra pirámide de valores estaba invertida, que la vida siempre fue primero y que las otras cosas eran accesorios.
No hay un lugar seguro, en la mente de todos nos caben todos y empezamos a desearle el bien al vecino, necesitamos que se mantenga seguro, necesitamos que no se enferme, que viva mucho, que sea feliz y junto a una paranoia hervida en desinfectante nos damos cuenta que, si yo tengo agua y el de más allá no, mi vida está en riesgo.
Volvimos a la ser aldea, la solidaridad se tiñe de miedo y a riesgo de perdernos en el aislamiento, existe una sola alternativa: ser mejores juntos.
Si todo sale bien, todo cambiará para siempre. Las miradas serán nuestro saludo y reservaremos el beso solo para quien ya tenga nuestro corazón; cuando todos los mapas se tiñan de rojo con la presencia del que corona, las fronteras no serán necesarias y el tránsito de quienes vienen a dar esperanzas será bien recibido bajo cualquier idioma y debajo de cualquier color de piel, dejará de importar si no entendía tu forma de vida, si tu fe no era la mía, bastará que te anime a extender tu mano cuando nadie más lo quiera hacer.
Puede ser, solo es una posibilidad, que este virus nos haga más humanos y de un diluvio atroz surja un pacto nuevo, con una rama de olivo desde donde empezará de cero”.

Edna Rueda Abrahams

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

20 Evidencias de la Pandemia

coronavirus

1. Estados Unidos dejó de ser el país líder.
2. China ganó la 3ra guerra mundial sin disparar ni un misil y nadie se dio cuenta.
3. Vladimir Putin es un visionario.
4. A las malas se puede hacer mucho por el planeta y la humanidad.
5. El personal de salud vale más que un futbolista.
6. El petróleo no vale nada en una sociedad sin consumo.
7. La prevención salva más vidas, que el actuar a último momento.
8. Los niños ocupan un lugar privilegiado para la naturaleza.
9. La muerte no distingue raza ni estrato social.
10. El trabajador de la salud está solo, abandonado y olvidado. Y aún así, nunca baja la guardia.
11. NO estamos preparados para una pandemia.
12. El ser humano es oportunista y despreciable sin importar su posición económica o social al subir precios de las cosas básicas y necesarias.
13. Los niños de ahora no saben jugar sin internet o tv.
14. Las redes sociales nos acercan, pero también son el medio para crear caos.
15. El papel higiénico es más importante que la comida.
16. El planeta se regenera rápidamente sin humanos.
17. Los humanos somos el verdadero VIRUS del planeta.
18. Ya sabemos que sienten los animales en los zoológicos.
19. Comenzamos a apreciar el gran gesto de confianza que significa dar un apretón de manos.
20. Y los animales sin humanos comienzan a recuperar su espacio.

Tomado de la web.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿Qué quiere decirnos una crisis?

Estamos en tiempos de crisis. Crisis de valores, económica, de relaciones y hasta propia. Es un momento extraño donde todo lo que era o parecía estable se tambalea.
Estamos sobre arenas movedizas, en aguas turbias, en pantanos farragosos. Y ahí, en el medio de la angustia que genera no saber dónde pisas, esperamos que algo suceda y que la vida vuelva a ser lo que era.

coronavirus

Dicen que las crisis son buenas, que nos ayudan a crecer, que todo se recoloca después y lo hace mejor, que aparecen nuevas oportunidades y que la vida renace tras su paso. Pero en realidad, no lo sentimos así. No al menos durante el transcurso de lo que dura y tampoco después en mucho tiempo.
Hay que estar preparados para lo malo y para lo peor. ¿Cómo se prepara uno para la desgracia?¿o para la muerte?¿o para la pérdida del tipo que sea?. Es harto complicado.
Cuando todo parece estar instalado en el caos, cuando todo se derrumba hay que mantener la calma a pesar del sufrimiento, porque lo que ha de pasar pasará de igual forma y solamente una actitud libre de expectativas y con capacidad de aceptación puede salvarnos de nuestro
propio miedo.
Este virus, que parece gustarle estar entre nosotros, posiblemente traiga un mensaje. Limitar la frenética actividad que el mundo lleva. Nos dice que paremos, que tratemos de protegernos, de no exponernos tanto y luego, cuando hayamos hecho caso a su SOS volverá a dejarnos solos para ver qué hemos hecho con la calma.
Aprovechemos esta ocasión para estar con nosotros mismos.
La experiencia traerá sus bondades también.

Marta Vincent.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario