Guitarra dímelo tu….

"Los hombres son dioses muertos, de un templo ya derrumbao; ni sus sueños se salvaron, solo una sombra ha quedao"  (Atahuallpa Yupanqui)
 
A los trece años decide cambiar su nombre para siempre. "Había empezado a escribir una monografía sobre los doce incas. Y, en esa época, comenzó a firmar ingenuos versos. Como era tímido e introvertido los firmaba con el seudónimo de Atahualpa Yupanqui. Son los dos nombres de los dos últimos grandes caciques indios que existían a la llegada de los conquistadores". Pero, sin proponérselo, el significado de la palabra Yupanqui ofició casi como un presagio: "Has de contar, narrarás", es lo que este vocablo quiere decir en la lengua amauta.
LA GUITARRA. Unos años antes, en uno de los tantos viajes, la familia se mudó a Taif Viejo, un pueblo de la provincia de Tucumán. Allí, un cura vasco llamado Ricardo Rosaenz enseñó a Yupanqui las primeras nociones de violín. Pero las lecciones duraron hasta que el maestro sorprendió a su alumno tocando una vidalita… A partir de ahí, con la familia Chavero instalada en la ciudad de Junín, Atahualpa empezó a recorrer todos los días a caballo los 14 kilómetros que lo separaban de la casa de su maestro de guitarra, Bautista Almirón, un criollo parco que le enseñó poner las manos sobre el instrumento, "la actitud física de ahuecarse uno para que entre la guitarra ".
 
Desde niño soñaba con tener una guitarra y poder tocarla algún día, a pesar de que me propuse aprender muchas veces, nunca pude hacerlo. No sé, creo que se necesita un don especial para sentir sus cuerdas y hacerlas música. Sin embargo esto no me impidió amar la música como la amo ahora y "vivir" cuando una guitarra se pone a cantar.  En la foto don Atahuallpa en tiempos de su juventud y a continuación esa bellísima canción "Guitarra dímelo tu" instrumento del cuál fué el, un eximio intérprete.

 

GUITARRA DIMELO TU  (A. Yupanqui)

Si yo le pregunto al mundo
el mundo me ha de engañar
cada cual cree que no cambia
y que cambian los demás
y paso las madrugadas
buscando un rayo de luz
porque la noche es tan larga
guitarra dímelo tu

Se vuelve cruda mentira
lo que fue tierna verdad
Y hasta la tierra fecunda
se convierte en arenal
Y paso las madrugadas
buscando un rayo de luz
Porque la noche es tan larga
guitarra dímelo tu

Los hombres son dioses muertos
de un templo ya derrumba’o
Ni sus sueños se salvaron
solo una sombra ha queda’o
y paso las madrugadas
buscando un rayo de luz
porque la noche es tan larga
guitarra dímelo tu

Anuncios

Acerca de javendano77

Chukuta, bolivarista, librepensador, amante de la cultura y de la música.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s