De una noche con Los Jairas

Los escuché por primera vez cuando tenía once años y me llamó profundamente la atención ese tipo de música que estaba incursionando con fuerza en las radios. Escuchaba también los comentarios de la gente mayor en los que había una profunda división entre quienes los apoyaban y quienes no los querían. Aquélla división causó mi profunda curiosidad y vez que tenía oportunidad, los buscaba en mi antigua radio para escucharlos.
Me tocó verlos personalmente cuando tenía doce años. Recuerdo que fue en una presentación que hicieron en el conocido programa "El Show de Los Sábados de Micky Jiménez", que era el principal referente en cuanto a música y conjuntos musicales en ese tiempo.Este show se lo hacía todos los Sábados en la noche en el auditoria de la vieja y querida "Radio Mendez" y yo era uno de sus infaltables oyentes. Aquella vez, por razones de programación y me parece que de aniversario del programa, hicieron el show en el cine teatro Princesa que se encontraba en la céntrica calle Jenaro Sanjinés de la ciudad de La Paz. Por invitación de un tío nuestro muy allegado a la radio tuvimos la oportunidad de asistir junto a mi hermana mayor y algunos de mis primos. De esta manera cumplía dos de mis más preciados anhelos en aquél entonces: asistir al Show de Los Sábados y ver personalmente a Los Jairas, pues sabía por la propaganda que ellos estarían de estelares en el programa.
Aquella noche nos tocó una ubicación privilegiada en el teatro y allí admiré el carisma y grandes dotes de animador de Micky Jiménez, sin duda, el mejor animador de radio y televisión que tuvo nuestro país. Acompañado magistralmente por Gonzalo Otero y Tota Arce, un dúo de animadores de lujo también, aquella noche tuve la oportunidad de ver y escuchar a conjuntos conocidos de aquella época, entre los que recuerdo al Trío Souvenir, las hermanitas Saldaña, Los Genios, Victor Hugo Leaño y otros. Sin embargo todos esperabamos el plato fuerte de la jornada que eran nada más ni nada menos que mis admirados "Jairas". Cuando entraron al escenario la primera sensación que tuve fué de algo de frustración ya que eran cuatro personas vulgares y silvestres las que estaban allí. A excepción del "gringo Favré" que se destacaba precisamente por este motivo, los demás parecían más bien personajes comunes traidos de la calle. Pero en cuanto empezarón a sonar los primeros acordes de su primera canción, recuerdo bien, "La charla del jilakata", me pareció que todo se hubiese iluminado y transformado. Con la quena del "gringo" que parecía tener vida propia, el charango mágico de Cavour, la guitarra embrujada de Godoy y el bombo y la voz sin igual del "Yayo Joffré" disfruté aquella noche de aquella música que poco a poco se iba haciendo carne en el común de la gente.
Hubo un momento de transición en nuestro folklore, el antes y el despues de Los Jairas, ellos fueron los verdaderos innovadores y creadores de nuestro folklore que a partir de ellos se transformó en un "Boom" a nivel mundial. Al primer tema le siguieron "La leñera", "Alturas de Huallpacayu" y "Copacabana". Normalmente los conjuntos que se presentaban en el show, interpretaban tres canciones, y si eran del gusto del público, una más para rematar. Aquella noche Los Jairas interpretaron en total seis y el público seguía pidiendo más en un extas´sis sin igual. Remataron con el famoso "Gringo Bandolero" y aquello fué lo más apoteósico que había vivido hasta entonces.
Aquellas imágenes y aquella música quedaron grabadas en mi memoria para siempre, a partir de allí también para mi, hubo un antes y un despues de Los Jairas. Un antes con curiosidad por conocer esa nueva música que interpretaban y un despues ya totalmente enamorado y para siempre del folklore  de nuestros ancestros.
Aquí les dejo una poesía del conocido "Coco Manto" que relata de forma magistral una presentación de Los Jairas en la peña "Naira". En futuros posteos entregaré letras de algunas canciones de Los Jairas; LOS MAS GRANDES DE BOLIVIA…..
 
 
DE UNA NOCHE CON LOS JAIRAS (Coco Manto)
 
Acabo de usar la noche
con la gloria de unas quenas
y unas cuerdas y una voces
tan mías….y tan ajenas.
 
Una noche consumida
entre risa, verso y pena,
hasta enfrentarme a la aurora
guardando la luna llena.
 
"Los Jairas" me cautivaron
Del orgullo fuimos dueños,
¡que cantarle a esta Bolivia,
mitad ansias, mitad sueños!
 
Tan nuestro era el cielo hondo
que abrillantó en sus estrellas
los hicimos de tierra adentro,
de aquél conjunto de "Ckellas".
 
Gilbert pasión de la quena,
que oculta en celestes ojos
y en ese apellido raro
un indio colla de hinojos.
 
Ernesto Cavour, charango
compaginador de amores.
Dios habita en sus diez yemas
….como diablo con ardores.
 
Era bello estar allí,
trenzado a la Pachamama,
"ima phuyu jackay puyu…."
Amor tu imágen me llama.
 
Godoy brujo de las cuerdas:
guitarra que no se olvida
¿a que pulsar con ternura
los trastes de esta cruel vida?
 
Y aquella voz emergida
del Ande y el mar que espera,
Edgar Joffré, bombo y cantos
que extrañaré cuando muera.
 
Quise detener el tiempo
con diligencia de "jaira"…
nunca pude. Y la mañana…
fué dueña de aquella "naira"
 
Esa noche boliviana
con Bolivia y su cantar
con "Los Jairas", "ima phuyu,
¿como podré eternizar….?
                                La Paz, Junio de 1967
Anuncios

Acerca de javendano77

Chukuta, bolivarista, librepensador, amante de la cultura y de la música.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s