Mis recuerdos de La Paz 5

EN LA CALLE MURILLO

san_francisco

Así se veía la Iglesia de San Francisco el año 1965 cuando mi familia se trasladó a vivir a una vivienda de la calle Murillo: entre Sagárnaga y Santa Cruz, casi detrás de la Iglesia. La casa era propiedad de la tía de mi madre, quién venía a ser mi tía-abuela o algo así. Allá teníamos más comodidad y más privacidad que en el conventillo de la Chuquisaca y durante los dos años y algo más que duró nuestra permanencia allí la pasamos bastante bien. Teníamos un patio amplio donde podía jugar pero no había con quién (paradojas de la vida). Creo que fue allí donde comencé a acostumbrarme a organizar y realizar mis juegos yo solo y descubrí que era bastante divertido no depender de otras personas para jugar con lo que yo quería y de la manera que a mi me parecía.  También esa época sirvió para entablar una amistad mas fuerte con mis amigos de curso del colegio donde yo estudiaba (American School).

Vivir en una zona tan céntrica y populosa me sirvió aprender a conocer a la clase media particularmente que en esas épocas estaba en franco crecimiento. Estando a pocas cuadras de las calles Tumusla, Illampu, del Mercado Negro, de la Garita de Lima me enseñó a conocer todo el movimiento campesino que ocurría en aquellas populosas zonas y el franco crecimiento que comenzaba en la clase popular, que de ser pobres comerciantes y artesanos, se convertirían luego en grandes comerciantes e industriales que pasarían a ser la nueva clase media de la sociedad. Esto ocurriría años más tarde. Por la puerta de atrás teníamos salida directa a la famosa calle Linares o la “calle de las brujas” donde se vendían todo tipo de productos para “challas” y brujerías.

También se templó mi religiosidad con la cercanía del templo de San Francisco, en la Tercera Orden Franciscana conocí algunos amigos y era infaltable a la misa de los domingos, donde mi hermana Sylvia paso a conformar el coro juvenil de la Iglesia. Recuerdo bien que fuimos en peregrinación al santuario de Copacabana con la feligresía de San Francisco, lo cuál fue una experiencia inolvidable para mi y para mi fe.

Seguimos manteniendo aquellos años la costumbre de “la matinal” de los Domingos pero ahora teníamos más cines para elegir, estaban aparte de nuestros conocidos Universo y México, el Princesa, el París, el Scala, el La Paz, el Bolivar y todos nos quedaban relativamente cerca. Empezaron a ponerse mucho más de moda las comedias musicales, recuerdo bien películas de Joselito, Marisol, Pili y Mili, y otros que venían de la Madre Patria o de México preferentemente.  También empiezan a ponerse de moda las “pelis” de Palito Ortega y Leo Dan junto con su música que se escucha en todas las radios.

Anuncios

Acerca de javendano77

Chukuta, bolivarista, librepensador, amante de la cultura y de la música.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mis recuerdos de La Paz 5

  1. Elsa Amusquivar Moscoso dijo:

    QUE LINDO! ACORDARSE DE NUESTRA CALLE CHUQUISACA, MUY LINDO SUS RELATOS, YO VIVIA EN LA CALLE CHUQUISACA #257 AL LADO ESTABA EL CINE MIGNON, PASE LOS MEJORES A~OS DE MI JUVENTUD, LO SALUDO MUY ATENTAMENTE.
    ELSA AMUSQUIVAR MOSCOSO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s