Mis recuerdos de La Paz 17

DIAS DE FUTBOL 2

estadium1

A partir de mis doce años comencé a asistir regularmente al estadium a ver los campeonatos oficiales, gracias a que un tío mío don Jaime Flores, fanático hincha del Strongest me llevaba todos los fines de semana.  En ese tiempo solo habían campeonatos regionales y a fin de año se jugaba la copa Simón Bolivar con los campeones de cada Asociación.  Eran lindos tiempos esos del futbol paceño: habían ocho equipos en la Asociación y se jugaban jornadas dobles los días domingos. Los Sábados estaban destinados a la “Primera B” que también tenía muy buenos equipos y un lindo campeonato. Mi asistencia era para los domingos donde jugaba el Strongest, y cuando jugaba este, descansaba el Bolívar, salvo en los famosos “clásicos” donde ambos se enfrentaban. Yo tenía simpatía por el club Bolívar, especialmente despues que inicio la “Operación Retorno” cuando descendió a la Serie B. Mi ídolo de niñez, el maestro Ugarte, había ya “colgado los cachos” y quizas por eso mi interés por ver al Bolívar no era tan grande.  Mi tío quiso hacerme a toda costa “hincha” del Strongest, pero yo me resistía, no sentía ninguna afinidad por ese equipo, a pesar que eran tiempos de gloria para los “atigrados”. En cambio comenzó a gustarme  un equipo que casi no tenía hinchada, pero que jugaban muy bien al futbol, el equipo de Municipal.

Los “hamapichiris” (como los llamaban entonces) eran dependientes de la Alcaldía Municipal de La Paz, tenían casacas color guindo con pantalones blancos y medias plomas, y era en esos momentos uno de los equipos mejor conformados de la división. Contaba con figuras tales como Cainzo, Camacho, los hermanos Torrez, Aguilera, Zenteno  y otros más que aparte de jugar bien al futbol, se hacían respetar en la cancha, merced al liderazgo que imponía el gran capitán Wilfredo Camacho. Recuerdo esos lindos partidos cuando enfrentaban al Always Ready que también tenía una gran conformación, o al 31 de Octubre, o al Chaco Petrolero.  Mi asistencia a los partidos acrecentó de gran manera mi fanatismo por el futbol, de tal manera, que ya no solo seguía los partidos de la “Primera A”, sino que también seguía el campeonato de la “B” que también tenía grandes y recordados equipos, entre los cuales recuerdo a Ferroviario, Unión Maestranza de Viacha, Litoral, Universitario, Primero de Mayo (representativo de los choferes), Lanza (el equipo carnicero), Atlético La Paz y otros más. Todos los programas deportivos radiales de la época transmitían tanto los partidos de la “B”, como los de la “A”, así que se mantenía un gran ínterés para ambos campeonatos.

Mi asistencia al estadium todos los fines de semana, es muy recordada porque aparte de ver los partidos, se consumía un buen helado de canela, mandarinas con maní, un platito de “ranga-ranga”, los ya famosos e inolvidables sandwiches de “chola”, las riquísimas “pucapacas”, o un buen platito de “chicharrón”. Todo acompañado por una botella de “Salvietti” o de “Sinalco” y para los mayores su buena cerveza que se vendía sin restricción.  En fin habían una infinidad de “manjares” que hacían que los domingos de futbol, fueran algo más que una diversión.   

Acerca de javendano77

Chukuta, bolivarista, librepensador, amante de la cultura y de la música.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s