Silvio Rodríguez/Historia de las sillas

silla en el camino1

Tarde de lluvia…buena para escuchar música y tomarse un cafecito mientras se medita. Y que mejor compañía musical que la de Silvio Rodríguez, con sus temas que nos invitan a reflexionar y en algunos casos a ser descifrados. Es el caso del tema que presento hoy: Historia de los sillas, una canción escrita allá por el año 1969 y recién grabada por los años ochenta en su disco “Causas y azares”.

La había escuchado muchas veces, una hermosa melodía y una letra que invita a leerla estrofa por estrofa y Silvio entonando con solo la guitarra como compañía, pero recién ahora terminé de descifrarla y una frase me quedó golpeando el cerebro: “el que siga un buen camino tendrá sillas, peligrosas que lo inviten a parar” . Para mí, es sobre esa frase que se fundamenta todo el contenido de la canción. Cuando se cree en un ideal, es necesario seguirlos y defenderlos a lo largo de la vida, evitando las sillas que invitan a descansar y olvidar el objetivo. La comodidad de la quietud, la pereza de estar al margen mientras todo pasa, eso representa la silla.

En la primera y segunda parte nos habla del amigo (él mismo) que en su camino encuentra una silla invitándolo a descansar, a salir de su camino, como una tentación adornada de comodidad y riqueza, pero él prefiere seguir caminando. Al final de la canción nos reitera que “siempre vale la agonía de la prisa aunque se llene de sillas la verdad”. En resumen, una canción llena de hermosas metáforas que hay que saber descifrar, canción para pensar, tal como Silvio ya nos tiene acostumbrados.

HISTORIA DE LAS SILLAS (Silvio Rodríguez)

     En el borde del camino hay una silla
    la rapiña merodea aquel lugar.
    La casaca del amigo esta tendida
    el amigo no se sienta a descansar.
    Sus zapatos de gastados son espejos
    que le queman la garganta con el sol
    y a través de su cansancio pasa un viejo
    que le seca con la sombra el sudor.

    En la punta del amor viaja el amigo
    en la punta más aguda que hay que ver.
    Esa punta que lo mismo cava en tierra
    que en las ruinas, que en un rastro de mujer.
    Es por eso que es soldado y es amante
    es por eso que es madera y es metal
    es por eso que lo mismo siembra rosas
    que razones de bandera y arsenal.

    El que tenga una canción tendrá tormenta
    el que tenga compañía, soledad.
    El que siga un buen camino tendrá sillas
    peligrosas que lo inviten a parar.
    Pero vale la canción buena tormenta
    y la compañía vale soledad
    siempre vale la agonía de la prisa
    aunque se llene de sillas la verdad.

JEAC.

Anuncios

Acerca de javendano77

Chukuta, bolivarista, librepensador, amante de la cultura y de la música.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Silvio Rodríguez/Historia de las sillas

  1. Sara dijo:

    Muchísimas gracias JEAC, la verdad es que me ayudaste bastante. Esta canción, tan bonita y emocionante como otras tantas del amigo Silvio, siempre ha sido una de mis favoritas. Eso sí, me costaba entender algunas de sus metáforas. No soy de poesía, soy más bien de melodía. Ahora, tras haber leído tu interesante resumen, todo parece mucho más claro. Si bien puedo matizar que, en mi opinion personal, no es malo tomar asiento y descansar del camino (de hecho yo lo estoy intentando a hacer, pues a mis 40 años estoy cansada de luchas y me apetece disfrutar mientras pueda hacerlo)- debo decir que aún así, es preciosa la canción no sólo por la guitarra de Silvio, sino también por sus ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s