Y tú, saludas al guardia?

saludo1

Cuenta la historia, que un señor trabajaba en una planta empacadora de carne en Noruega.

Un día, terminando su horario de trabajo, fue a uno de los refrigeradores para inspeccionar algo. Al momento, sintió que la puerta se cerró tras él con el seguro y se quedó atrapado dentro del refrigerador.

Golpeó fuertemente la puerta y comenzó a gritar, pero nadie le escuchaba. La mayoría de los trabajadores se habían ido a sus casas, y era casi imposible que nadie le oyese.

Pasó el tiempo y él continuaba en el refrigerador al borde de la muerte.

De repente, se abrió la puerta. El guardia de seguridad entró y le rescató. Después de esto, le preguntaron al guardia porqué se le ocurrió mirar allí.

Él explicó: “Llevo trabajando en esta empresa 35 años, cientos de trabajadores entran a la planta cada día, pero él es el único que me saluda en la mañana y se despide de mí en las tardes. El resto de los trabajadores me tratan como si fuera invisible. Hoy me dijo “buenos días” a la entrada, pero no se despidió. Yo espero por ese “hola”, “buenos días”, y ese “ciao” o “hasta mañana”,  cada día.
Sabiendo que todavía no se había despedido de mí, pensé que debía estar en algún lugar del edificio, por lo que le busqué y le encontré.

*Dios te creó con una sonrisa. No dejes que nada te la quite.*

Autor desconocido.

Publicado por JEAC.

Anuncios

Acerca de javendano77

Chukuta, bolivarista, librepensador, amante de la cultura y de la música.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s