¿Medios de comunicación independientes?

periodicos

Este Domingo pasado, en el periódico La Razón de La Paz, se publicó el artículo titulado ¿Independientes? firmado por Edgar Toro Lanza. Me pareció bueno e importante, especialmente para estas fechas de elecciones y lo pongo a consideración.

“Para ser independiente en periodismo hay que tener otro trabajo del que comer”, decía Gervasio Sanchez, fotoperiodista argentino especializado en conflictos bélicos.
Claro, solo así uno tiene la libertad de cuestionar, fiscalizar e interpelar al poder para que nadie te amenace con cortarte la publicidad para silenciarte. Causa gracia y verguenza ajena cuando algunos medios y periodistas se muestran como “imparciales, independientes y objetivos” y reclaman publicidad estatal.
Trabajé en cuatro periódicos (Última Hora, Presencia, La Prensa y La Razón) experiencia que me da sobradas razones para afirmar que los medios de prensa imparciales, independientes y objetivos no existen.
Sería largo contar las huelgas en Última Hora por la manipulación de las noticias a favor de una alcaldesa, o los paros en La Prensa cuando se cambiaban titulares a favor de Goni. Peor fue ver las tapas naranjas del matutino Hoy cuando su propietario era el mirista Samuel Doria Medina. Ni pensar en el primer dueño de La Razón, Raúl Garafulic, quién se enfrentó al alcalde Germán Monroy por los terrenos de Auquisamaña. No voy a cansarlos con eso, pero pruebas existen de la “independencia” de los medios. No obstante, está claro como el agua que la propiedad de los medios define su independencia.
Antes, uno era un periodista digno cuando no se subía a un vehículo oficial y llegaba a un acto con sus propios medios. Mejor si en el acto no comías nada. Entonces nadie te podía decir que solo fuiste a cubrir por comer. Hoy, las organizaciones primero piensan en comida y bebidas para los periodistas.
Un medio solo puede ser independiente si no depende de las principales fuentes del poder; mejor si no hay publicidad estatal para que nadie “dicte” los titulares o haya intocables. Hoy veo llorar a ex-directores reclamando por la publicidad estatal. Están ofendidos porque su libertad de expresión está en riesgo y porque la empresa no tiene ingresos. Nada más falso en la historia de la economía de los medios que supieron sobrevivir con inteligencia y honestidad.
Entretanto, los independientes sigan con el cuento del tío.

CONCLUSION.- Los medios independientes, imparciales y objetivos no existen, como en todo, aquí priman los intereses personales y económicos del propietario, ni siquiera de los periodistas, que solo se contentan con conservar su fuente de empleo.

Publicado por JEAC.

Acerca de javendano77

Chukuta, bolivarista, librepensador, amante de la cultura y de la música.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s