Seis consejos para automotivarte

Power of successful businessman. Concept of determination

1) Haz algo que te guste todos los días.
Si no está en su lista de tareas diarias, saca tiempo para ello. Una hora al día, mínimo, para realizar tu hobby preferido estaría muy bien. La realización de esta actividad elevará tu estado de ánimo y verás cómo afrontas otras actividades menos placenteras con mejor ánimo.
Esta vida necesita de momentos placenteros. No todo son prisas, obligaciones, trabajo, etc. Busca un hueco como sea para hacer aquello que más te gusta. Intenta hacer tu vida diaria más agradable.

2) Divide el trabajo que odias en pequeños pasos.
Divide y vencerás. Sí, funciona con seguridad. Te darás cuenta de que ese trabajo tan difícil no era para tanto.
Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras esperan la gran felicidad (Pearl S. Buck)

3) Elimina los pensamientos negativos.
Sustituye esos pensamientos negativos por sus contrarios. Llena tu mente de pensamientos positivos. Este procedimiento te reportará grandes beneficios en tu vida.
La alegría rejuvenece, la tristeza envejece:

4) Elógiate a ti mismo, no esperes a que lo hagan otros.
Si has terminado una tarea correctamente saborea tu triunfo y recréate diciéndote lo bueno que eres. Cuando comiences a automotivarte a ti mismo comenzarás a notar que tu propio esfuerzo es lo que te mantiene feliz.

5) Gracias, soy feliz. Hoy elijo sonreír.
Pronuncia esta frase todas las mañanas antes de levantarte. Demuestra gratitud y disposición para el optimismo.
Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.

6) No te olvides de sonreír.
Este es un gran factor de auto motivación porque eleva tu estado de ánimo al instante. Basta con mirarte en el espejo, te ves más atractivo/a cuando sonríes.
Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años. (Abraham Lincoln)

Tomado de la web.

Publicado por JEAC.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Gotitas de sabiduría 2

gotas2

– Solo podemos brindar armonía en nuestro entorno, cuando esa armonía está en nosotros.

– No es tu aptitud, sino tu actitud lo que determina tu altitud.

– Necesitas amarte, para amar. Respetarte, para respetar. Valorarte, para valorar. Aceptarte, para aceptar. Recuerda nadie puede dar lo que no tiene.

– Mantén tus pensamientos positivos porque tus pensamientos se convierten en tus palabras.

– Mantén tus palabras positivas porque tus palabras se convierten en tus acciones.

– Mantén tus acciones positivas porque tus acciones se convierten en tus hábitos.

– Mantén tus hábitos positivos porque tus hábitos se convierten en tus valores.

– Mantén tus valores positivos porque tus valores se convierten en tu destino.

– Sigue tu felicidad…y el universo abrirá puertas para ti, donde antes solo había paredes.

– Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.

– Jamás olvides que tu presencia es un regalo para el mundo, que eres una persona única y diferente a todas las demás. Que tu vida puede ser lo que tu quieres que sea.

– Cuenta tus bendiciones, no tus problemas, y verás como irás saliendo adelante.

– Vive un día a la vez. Y no te olvides, ni por un día…¡Lo especial que TÚ eres!

Recopilado por JEAC.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ha fallecido el sentido común

sentido comun

Hoy lloramos la muerte de un querido amigo, ‘Sentido Común’, que ha estado entre nosotros durante muchos años.
Nadie sabe a ciencia cierta cuantos años tenía, puesto que los datos sobre su nacimiento hace mucho que se han perdido en los vericuetos de la burocracia.
Será recordado por haber sabido cultivar lecciones tan valiosas como que hay que trabajar para poder tener un techo propio sobre la cabeza; que se necesita leer todos los días un poco; saber porque los pájaros que madrugan consiguen lombrices,
y también por reconocer la validez de frases tales como “la vida no siempre es justa” y “tal vez haya sido yo el culpable”.
Sentido Común vivió bajo simples y eficaces consignas (no gastes más de lo que ganas), y estrategias parentales confiables (los adultos están a cargo, no los niños).
Su salud comenzó a deteriorarse rápidamente cuando se aplicaron reglas bien intencionadas pero ineficaces: informes respecto a un niño de seis años acusado de abuso sexual por haber dado un beso a una compañera de clase; adolescentes que debieron irse a otro colegio por haber denunciado a un compañero distribuidor de droga, y una maestra despedida por reprender a un alumno indisciplinado, solo hicieron que empeorara su condición.
Sentido común perdió terreno cuando los padres atacaron a los maestros, solo por hacer el trabajo en el que ellos fracasaron: disciplinar a sus ingobernables hijos.
Declinó aún más cuando las escuelas debieron requerir un permiso de los padres para administrar una aspirina, poner protector solar, o colocar una tirita a un alumno.
Aunque eso sí, no podían informar a los padres si una alumna estaba embarazada y quería abortar.
Sentido Común perdió el deseo de vivir cuando los Diez Mandamientos se convirtieron en material risible, algunas iglesias en negocios, y los criminales empezaron a recibir mejor trato que sus víctimas.
Para Sentido Común fue un duro golpe que uno ya no pueda defenderse de un ladrón en su propia casa, pero que el ladrón pueda demandarnos por agresión; y que si un policía mata a un ladrón, incluso si este estaba armado, sea inmediatamente investigado por exceso de defensa, cuando no acusado de gatillo fácil.
Y así, muchísimos casos más de nuestra vida terrenal.
La muerte de Sentido Común  fue precedida por la de sus padres, Verdad y Confianza; la de su esposa, Discreción; la de su hija, Responsabilidad, y la de su hijo, Raciocinio.
Le sobreviven sus tres hermanastros: ‘Conozco Mis Derechos’, ‘Otro Tiene La Culpa’ y ‘Soy Una Víctima de la Sociedad’.
No hubo mucha gente en su funeral porque muy pocos se enteraron de que se había ido.
Si aún lo recuerdas, hónrale.
En caso contrario, únete a la mayoría y no hagas nada…

Autor desconocido.

Publicado por JEAC.


 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Humildad

 carreta Caminaba con mi padre, cuando él se detuvo en una curva y después  de un pequeño silencio  me preguntó:
-Además  del  cantar de  los  pájaros,   ¿escuchas alguna cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
-Estoy escuchando el ruido de una carreta…
-Eso es, dijo mi padre. Es una carreta vacía.
Pregunté a mi padre:
¿Como sabes que es una carreta vacía si aún no la vemos?
Entonces mi padre respondió:
-Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.

Me convertí en adulto y hasta hoy, cuando veo a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y haciendo de menos a la gente, tengo la
impresión de oír la voz de mi padre diciendo: “Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace”.
La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás descubrirlas.
Y recuerden que existen personas tan pobres que lo único que tienen es dinero.
Nadie está más vacío, que aquél que está lleno del Yo.
Seamos lluvia serena y mansa que llega profundamente a las raíces, en silencio: nutriendo.

humildad

 

 

 

 

 

Encontrado en la web.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Gotitas de sabiduría 1

gotas1

Existen palabras y reflexiones que encontramos en el transcurso de nuestra vida por diferentes medios. Si les ponemos atención, tienen mucho de sabiduría y pueden ayudar a nuestro crecimiento personal, aquí van las primeras gotitas de una serie de futuras entregas…

– Nada te ata excepto tus pensamientos.
– Nada te limita excepto tus miedos.
– Nada te controla excepto tus creencias.
Atrévete a mirar más allá de eso y encontrarás la realidad que siempre has anhelado.

– Cuando seas inmune a las opiniones malintencionadas de los demás; dejarás de ser víctima de un sufrimiento innecesario.   Recuerda que nadie te puede hacer daño con sus palabras, excepto que lo permitas.

– Al final lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.

– Cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer.   No te dejes desanimar por los fracasos; aprende de ellos y sigue adelante.

– Vive cada instante de tu vida, con intensidad, con amor, sin razón ni medida, solamente vive a plenitud cada momento que la vida te ofrece.

– Haz de tu vida un sueño y de tu sueño una realidad. (Saint Exupery).

Publicado por JEAC.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Alberto Cortez/La vejez

vejez

Bellos versos que dibujan y describen la llegada de otra etapa de nuestras vidas…

La vejez (Alberto Cortez)

Me llegará lentamente, y me hallara distraído
Probablemente dormido, sobre un colchón de laureles
Se instalara en el espejo, inevitable y serena
Y empezara su faena, por los primeros bosquejos

Con unas hebras de plata, me pintara los cabellos
Y alguna línea en el cuello, que tapara la corbata
Aumentara mi codicia, mis mañas y mis antojos
Y me dará un par de anteojos, para sufrir las noticias

La vejez, esta a la vuelta de cualquier esquina,
Ahí donde uno, menos se imagina
Se nos presenta, por primera vez

La vejez, es la más dura de las dictaduras
La grave ceremonia de clausura
De lo que fue la juventud, alguna vez.

Con admirable destrezas, como el mejor artesano,
Le irá quitando a mis manos, toda su antigua firmeza
Y asesorando al galeno, me hará prohibir el cigarro
Porque dirán, que el catarro, viene ganando terreno

Me inventara un par de excusas,
Para menguar la impotencia,
Que vale más la experiencia,
Que pretensiones ilusas
Y llegar la bufanda, las zapatillas de paño
Y el reuma que año tras año, aumentara su demanda

La vejez, es la antesala de lo inevitable
El ultimo camino transitable
Ante la duda, que vendrá después

La vejez, es todo el equipaje de una vida
Dispuesto ante la puerta de salida
Por la que no se puede ya, volver.

A lo mejor más que viejo, seré un anciano honorable
Tranquilo y lo más probable, gran decidor de consejos
Por celosa, me apartará de la gente, y cortara lentamente,
Mis pobres, últimas rosas,

(La vejez, esta a la vuelta de cualquier esquina,
Ahí donde uno, menos se imagina
Se nos presenta, por primera vez)

La vejez, es la más dura de las dictaduras
La grave ceremonia de clausura
De lo que fue la juventud, alguna vez.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Partidas y llegadas

velero

Cuando observamos, desde la playa, a un velero alejarse de la costa, navegando mar adentro, impelido por la brisa matinal, estamos frente a un espectáculo de rara belleza.
El barco, impulsado por la fuerza de los vientos, va ganando el mar azul y nos parece cada vez más pequeño.
No pasa mucho tiempo y solo podemos contemplar un pequeño punto blanco en aquella línea remota e indecisa donde el mar y el cielo se encuentran.
Quien observa al velero hundirse en la línea del horizonte, ciertamente exclamará: “ya se fue”. ¿Se habrá hundido? ¿Evaporado? No, ciertamente. Apenas lo perdemos de vista.
El barco continúa del mismo tamaño y con la misma capacidad que tenía cuando estaba próximo a nosotros.
Continúa tan capaz como antes para llevar al puerto de destino las encomiendas recibidas. El velero no se evaporó, tan solo no podemos verlo más.
Sin embargo, él continúa lo mismo. Y tal vez en el preciso instante que alguien dice: “ya se fue”, habrá otras voces, más voces del otro lado, que afirman: “¿allá viene el velero!!!”
Así es la muerte.
Cuando el velero parte, llevando la preciosa carga de un amor que nos fue muy querido, y lo vemos hundirse en la línea que separa lo visible de lo invisible, decimos: “ya se fue”.
¿Se habrá hundido? ¿evaporado? No, ciertamente. Apenas lo perdemos de vista.
La persona que amamos continúa lo mismo, sus conquistas permanecen dentro del misterio divino de la Vida.
Nada se pierde, tan solo el cuerpo físico, del que ya más no necesita. Y es así que en el preciso instante en que decimos “ya se fue”, del otro lado un otro dirá: “ya está llegando”. Llegó al destino llevando consigo las conquistas hechas durante la vida.
En la vida, cada uno llevamos nuestro cargamento de cuanto hemos dado y amado y recibido, entre vicios y virtudes, aciertos y desaciertos: son nuestra conquista del Amor hecho Vida.
La vida está hecha de Partida y Llegada. De idas y venidas. Así lo que para unos es la Partida, para otros es la Llegada.
De esta manera, un día, todos nosotros partimos, como veleros hechos para siempre que somos, al encuentro de Aquél que nos creó.

Tomado de la web.

Publicado por JEAC.


 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario