El hombre mediocre

hombre mediocre

“Cada cierto tiempo el equilibrio social se rompe a favor de la mediocridad.

El ambiente se torna refractario a todo afán de perfección, los ideales se debilitan y la dignidad se ausenta; los hombres acomodaticios tienen su primavera florida.
Los gobernantes no crean ese estado de cosas; lo representan.

El mediocre ignora el justo medio, nunca hace un juicio sobre si, desconoce la autocrítica, está condenado a permanecer en su módico refugio.

El mediocre rechaza el diálogo, no se atreve a confrontar, con el que piensa distinto.

Es fundamentalmente inseguro y busca excusas que siempre se apoyan en la descalificación del otro. Carece de coraje para expresar o debatir públicamente sus ideas, propósitos y proyectos.

Se comunica mediante el monólogo y el aplauso.

Esta actitud lo encierra en la convicción de que él posee la verdad, la luz, y su adversario el error, la oscuridad.

Los que piensan y actúan así integran una comunidad enferma y más grave aún, la dirigen, o pretenden hacerlo.

El mediocre no logra liberarse de sus resentimientos, viejísimo problema que siempre desnaturaliza a la Justicia.

No soporta las formas, las confunde con formalidades, por lo cual desconoce la cortesía, que es una forma de respeto por los demás.

Se siente libre de culpa y serena su conciencia si disposiciones legales lo liberan de las sanciones por las faltas que ha cometido.

La impunidad lo tranquiliza… Siempre hay mediocres, son perennes. Lo que varía es su prestigio y su influencia.

Cuando se reemplaza lo cualitativo por lo conveniente, el rebelde es igual al lacayo, porque los valores se acomodan a las circunstancias.

Hay más presencias personales que proyectos. La declinación de la “educación” y su confusión con “enseñanza” permiten una sociedad sin ideales y sin cultura, lo que facilita la existencia de políticos ignorantes y rapaces.”

Tomado del libro “El hombre mediocre” de José Ingenieros.

Publicado por JEAC.


Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Atreverse a ser libres

atreverse

Hace unos años, fue un éxito el libro de Richard Bach que se titulaba: Juan Salvador Gaviota.

Nos hablaba de una gaviota que se atrevió a soñar. Le interesaba ser ella misma, vivir intensamente, potenciar todos sus talentos y posibilidades. No aceptaba la vida monótona y siempre igual de la bandada, que sólo se atrevía a vuelos rastreros, sin alma, detrás de los desperdicios que arrojaban los barcos.

Ella sentía en su alma el llamado de las alturas, la vocación de libertad.

Por atreverse a proponer una vida distinta, la aislaron, la dejaron sola, la tacharon de loca, la desterraron. Juan Salvador, la pequeña gaviota, aceptó la soledad del aprender de nuevo, la soledad de la búsqueda atrevida de mares nuevos, nuevos cielos, nuevos horizontes. En lo profundo de su corazón adolorido, sentía que sus alas habían nacido para abrirse a la inmensidad de lo desconocido. Y se arriesgó. Tras muchos ensayos fallidos, un día se encontró surcando los altos cielos, azules, maravillosos, inmensos, con un halo de eternidad. Y ese día entendió por qué y para qué había nacido gaviota.

Palpó el vértigo de lo profundo, vivió la originalidad, la iniciativa, la creatividad. Experimentó las honduras de la perfección: llegar hasta el final de lo emprendido, llegar hasta la raíz, el manantial de su propio ser. Ya no se trataba tanto de buscar la libertad, como de ser libre. Y se entregó apasionadamente a ser ella misma, sin ataduras ni temores. Pero Juan Salvador Gaviota seguía amando a los suyos a pesar de que lo habían desterrado. Y decidió volver a la bandada para enseñarles que la vida podía ser algo mucho más interesante que comer y disputarse los desperdicios de los barcos.

Estaba seguro de que su empresa no iba a ser nada fácil, que de nuevo lo aislarían, lo ofenderían, pues no estaban dispuestos a cambiar ni a escuchar tranquilamente que alguien les hablara de la necesidad de cambio. No importaba que no lo comprendieran: con que una sola gaviota se atreviera a soñar y emprender un nuevo vuelo, se justificaba su aventura. En el fondo de su corazón, Juan Salvador Gaviota adivinaba que era imposible vivir intensamente su libertad sin intentar liberar a otros, que la plenitud implicaba el servicio.

Volvió sin prédicas ni alardes. Sólo trataba de ser una auténtica gaviota nacida para volar. Poco a poco, algunas gaviotas jóvenes se fueron acercando a presenciar su vuelo vigoroso. Y le pidieron que les enseñara a volar. No les importaba que la bandada los despreciara y expulsara. Querían volar, experimentar otra vida, atreverse a ser libres.

Y se atrevieron. A vivir y a volar. A ser ellas mismas. Vivimos en un mundo que propone como plenitud el acumular y consumir. No hay espacio para vuelos de altura, para la aventura de soñar. Sólo cuenta el presente, la satisfacción egoísta y mezquina de las propias necesidades, la lucha despiadada por sobrevivir. Cayeron las utopías, la pretensión de una vida distinta, de un mundo mejor, de una sociedad de hermanos.

Por eso, hoy más que nunca, necesitamos hombres y mujeres que propongan con pasión el abrirse a la plenitud de lo desconocido, que nos levanten de tanto vuelo rastrero, de tanta ilusión de plenitud en un mundo sin horizontes ni sueños, que rescaten y propongan con esperanzadora firmeza la vuelta a la utopía, el atreverse a construir un mundo donde sea posible la libertad y la aventura del servicio.

“Todos podemos ser Maestros de vuelos de altura, sembradores de utopía, exploradores de nuevos cielos y mundos más humanos construidos más allá de los gritos y graznidos de la bandada; para que otros vean en nuestras vidas, una invitación a trascender, a ir más allá de sí mismos. ¡Una invitación al riesgo de volar!

Basado en el libro Juan Salvador Gaviota de Richard Bach.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Aumentar tu poder personal

vida3

W.Clement Stone el gran autor y motivador le pregunto a uno de sus alumnos.
Has asumido cien por ciento la responsabilidad por tu vida?
Pienso que si… – Respondió su alumno quien ya era una persona exitosa.
Esta es una pregunta que se responde si o no – replicó firme Stone-  Has asumido responsabilidad por tu vida o no ?.
Bueno…- Contesto el alumno dudando – … Si, si la he asumido.
Siguió Stone – Culpas a otros por alguna de las cosas que te pasan en tu vida ? Te quejas de algo ?.
Si creo …. Algunas veces – Dijo el alumno –
Crees o si o no ? – Pregunto de nuevo Stone
Si, algunas veces – Replico el alumno.
Bueno – Continuo Stone –  Eso significa entonces, que no has asumido
cien por ciento la responsabilidad  de tu vida.
Asumir la responsabilidad significa que ser conciente de que de una manera u otra tu creas o promueves o permites todo lo que te ocurre en tu vida, de cada una de las experiencias.
Si realmente quieres ser exitoso y se que en un nivel ya lo eres. Tienes que dejar de culpar a los demás y asumir responsabilidad total por tu vida. De todos tus éxitos y de todos tus fracasos. De lo que funciona y lo que no funciona, de cada uno de los resultados de tu vida.
Ese es el pre-requisito para lograr una vida de grandes logros. Tu podrás crear el futuro que te mereces cuando reconozcas como has manejado cada parte de tu pasado y de tu presente. Así dejaras de recrear lo que tienes ahora y podrás saber mas claramente como crear lo que tu quieres.

Reflexión: Cada vez que culpas, te quejas, reniegas, o resientes estas derrochando tu poder personal y esa es la fuerza que te llevara a lo mejor de ti.

Autor desconocido.

Publicado por JEAC.

 
  

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una maravillosa elección

autoestima

Una maravillosa elección es lograr que tu autoestima no dependa de la aprobación de los demás.
Ámate y no estés a merced de una valoración externa, sino de lo que eres y lo que puedes.
La autoestima de muchos es frágil porque la sustentan en los juicios de los otros.
Cuenta tus bendiciones, trabaja con tus dones, reconoce tus vacíos y esmérate en mejorar cada día.
Huye de dos pestes: el perfeccionismo y el conformismo. Sé realista, pero no dejes de soñar.
Eso sí, da la vida por tus sueños y no te rindas cuando surjan los obstáculos, antes bien saca a relucir tu entereza.
Los campeones se crecen cuando hay barreras, aprenden de los errores y ven el fracaso como un aprendizaje.
Sé como el marino experimentado que soporta la tormenta y sigue confiado hacia el puerto que lo espera.

Autor desconocido.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Que yo no pierda

pierda

Que Dios no permita que yo pierda el ROMANTICISMO, aun sabiendo que las rosas no hablan…
Que yo no pierda el OPTIMISMO, aun sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre…
Que yo no pierda la VOLUNTAD DE VIVIR, aun sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa…
Que yo no pierda la voluntad de TENER GRANDES AMIGOS, aun sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellas se van de nuestras vidas…
Que yo no pierda la voluntad de AYUDAR A LAS PERSONAS, aun sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda…
Que yo no pierda el EQUILIBRIO, aun sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga…
Que yo no pierda la VOLUNTAD DE AMAR, aun sabiendo que la persona que yo mas amo pueda no sentir el mismo sentimiento por mi…
Que yo no pierda la LUZ Y EL BRILLO EN LA MIRADA, aun sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo oscurecerán mis ojos…
Que yo no pierda la GARRA, aun sabiendo que la derrota y la pérdida son dos adversarios sumamente peligrosos…
Que yo no pierda la RAZÓN, aun sabiendo que las tentaciones de la vida son muchas y deliciosas…
Que yo no pierda el SENTIMENTO DE JUSTICIA, aun sabiendo que el perjudicado pueda ser yo…
Que yo no pierda mi ABRAZO FUERTE, aun sabiendo que un día mis brazos estarán débiles…
Que yo no pierda la BELLEZA Y LA ALEGRÍA DE VER, aun sabiendo que muchas lágrimas brotarán de mis ojos y correrán por mi alma…
Que yo no pierda el AMOR POR MI FAMILIA, aun sabiendo que ella muchas veces me exigirá esfuerzos increíbles para mantener la armonía…
Que yo no pierda la voluntad de DONAR ESTE ENORME AMOR que  existe en mi corazón, aun sabiendo que muchas veces el será rechazado…
Que yo no pierda la voluntad de SER GRANDE, aun sabiendo que el mundo es pequeño… Y encima de todo…
Que yo jamás me olvide que Dios me ama infinitamente!
Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de cambiar y transformar cualquier cosa, pues…
LA VIDA ES CONSTRUÍDA EN LOS SUEÑOS Y REALIZADA EN EL AMOR!

Autor desconocido.

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Reflexión sobre la vida

formas de ver la vida

Si concebimos la vida como un proyecto fijo que forjamos en nuestras mentes con la pretensión de que suceda tal como lo ideamos o lo deseamos, distorsionamos los alcances de la realidad posible.

La vida es una conformación que vamos elaborando según nuestros méritos, según nuestras acciones, según nuestras relaciones y aprendizajes.

Si no tenemos un propósito integro, condiciones y entrenamiento adecuado, para recorrer la senda hasta la cima de la montaña, nos quedaremos rezagados en algún punto del trayecto -aunque nuestras expectativas y ambiciones nos hubieran llevado a creer que contemplaríamos el paisaje lejano bajo nuestros pies.

Con una mente abierta y dispuesta a los cambios podemos comprender los eventos de la existencia y emprender la tarea de transformarnos lo que nos permite alcanzar una nueva visión sobre lo exterior y sobre nosotros mismos.

Con una mente cerrada, asumimos una existencia limitada, gregaria, desintegrada de los ritmos de la vida y probablemente atiborrada de frustraciones y conflictos.

Hugo Betancur (Colombia)

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nunca te quejes

nunca te quejes

Nunca te quejes de nadie ni de nada por que fundamentalmente tu vida es el resultado de tus propias decisiones no te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro.
Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible como claudicar.
Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El verdadero triunfo del hombre surge de las cenizas de su error.
Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte, enfréntala con valor y acéptala de una manera u otra es el resultado de tus actos y prueba que tu has de ganar.
No olvides que la causa de tu presente es tu pasado así como tu futuro será la consecuencia de tu presente.
Aprende de los audaces de los fuertes, de quien vivirá a pesar de todo.
Piensa menos en tus problemas sin eliminarlos morirán.
Tu eres parte de la fuerza de tu vida levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer.
Despiértate lucha, camina, decídete y triunfaras en la vida, nunca pienses en la suerte…
“Por que la suerte es el pretexto de los fracasados.”
Cuida tus pensamientos que se volverán palabras cuida tus palabras que se volverán tus actos.
Cuida tus actos que serán tus costumbres, cuida tus costumbres que se volverán tu carácter, cuida tu carácter que será tu destino y tu destino será tu vida.

Luis Angel Santiago Pérez

Publicado por JEAC.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario